martes, 15 de abril de 2008

Perdida en Second Life

Mi avatar apareció en una ciudad extraña, en la que no había un sólo mentor y no supe qué hacer. Por consiguiente, decidí teletransportarme a uno de los lugares que más me gusta del mundo: Copacabana. Caminando por la playa, me encontré con un sujeto que me saludó. Me preguntó si hablaba portugués y me dijo que era bueno encontrar un novato por esos lares. Me intrigó que, siendo domingo en la tarde, no hubiese nadie. Entonces decidi irme a Nueva York, sólo por ver qué encontraba. Aparecí en una pequeña isla en la que el único edificio que había era el Empire State, entonces me aburrí y decidí buscar en los lugares más populares (se le da clic al ícono de lupa y hay una pestaña que muestra una lista de los lugares más visitados). Me teletransporté a un sitio que se autopromocionaba como el mejor sitio de la ciudad para bailar y escuchar jazz. Efectivamente, había mucha gente bailando, calentando y hablando. Decidí, entonces, hablar con un hombre que estaba en la pista, pero que no estaba bailando. Decidí invitarlo a bailar, pero me contestó que estaba esperando a su esposa, quien se conectaría en un momento. Abrumada por haber sido rechazada por primera vez en Second Life, decidí buscar comunidades colombianas en las que no me sintiera tan tan extraña. Encontré la isla de Conexión Colombia, pero de esa les cuento en la próxima.

4 comentarios:

JuanPa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JuanPa dijo...

que blog más interesante... aunque deberias ponerle tips y trucos y sitios escondidos, pero en general está interesante

Juan José dijo...

Para quienes no somos asiduos al Second Life, el relato me dejó la sensación de una gran aburrición. Entiendo que no sea fácil hacer un relato más entretenido si la experiencia no fue la esperada. Sigue explorando. 4.0

Carlos Emilio dijo...

Hola te llamas como mi hermana o eres de otro plano distinto al mio??